EdG: Esta casa es una ruina (ii)

0

Esta película es la crónica de un proyecto. El vídeo de hoy recoge todas las escenas de la película en la que sale este diálogo:

¿Cuanto tiempo faltaría para acabar todo esto?

Dos semanas

Este chiste se repite a lo largo de toda la película. Cada vez que alguien pide plazos, le responden dos semanas. Esta claro que es como decir, “no voy a planificar plazos”. No se molestarán en desglosar el trabajo en partes, ni de hacer una estimación de plazos decente.

Pero a donde quiero llegar es a ¿Por qué no pasa nada? Pues porque no hay un compromiso. No hay una contraprestación por no cumplir. Si hubiese un SLA o una cláusula que indicase una penalización por acabar más tarde, entonces no dirían dos semanas.

Conclusión: Un compromiso sin contraprestación no es un compromiso. Es necesaria una garantía.

Sobre el autor

Jose M. Huerta

Jose es Gestor de Proyectos y Gestor de Servicios en Mallorca. Es Ingeniero de Telecomunicaciones y obtuvo el Master of Advanced Studies durante su etapa como investigador. Pero no tardó en abandonar ese mundo y meterse de cabeza en el mundo de las Tecnologías de la Información.
Está certificado como ITIL Expert. Tiene amplia experiencia en gestión de servicios, clásica e integrada con desarrollo, gestión de proyectos, usando metodologías clásicas y ágiles, gestión de programas y portfolios, gestión de grandes grupos de personas, localizadas y off-shore, sin dejar de perder de vista el lado técnico y freak del sector.
Ha trabajado en varias empresas del sector con distintos roles en áreas tanto de gestión de servicios de soporte como de equipos de desarrollo.
Actualmente trabaja en Sunhotels, como responsable del equipo de operaciones TI.

Sin comentarios