Isaac Asimov – The Feeling of Power

0

Hoy os traigo una lectura rápida muy recomendable que me ha encantado, “The Feeling of Power” de Isaac Asimov. Es un cuento corto que apareció por primera vez en 1958 en una revista de cuentos de ciencia ficción y que Asimov lo incluye como una de sus historias notables en la serie de robots, y una de las historias de “nueve mañanas”.

Podéis encontrar el cuento en:

  • Internet Archive: Escaneado original. La opción más recomendable, por el dibujo de portada y el formato “vintage” que tiene.
  • Urbigenous: Versión en inglés. Para leer bien en el navegador (lo dicho, prefiero Internet Archive)
  • UBA: PDF descargable de esta universidad argentina que contiene una traducción al castellano.

Aquí os pediría que leyeseis el cuento (unos 10 minutos me costó a mí) para evitar el spoiler. Pero si os da pereza el siguiente capítulo es una sinopsis.

Resumen

En el futuro los humanos viven en una guerra constante y una sociedad que se basa en los ordenadores. Han olvidado las matemáticas y consideran que lo que hacen los ordenadores no lo puede nunca hacer un humano. Por no saber, no saben ni escribir números en un papel. Las guerras son llevadas a cabo por costosas máquinas controladas por ordenador. Misiles de largo alcance, barcos, aviones, todo lo controlan ordenadores.

En este mundo dos facciones estan en guerra y en una de ellas un humilde técnico descubre que puede emular los cálculos de los ordenadores con papel y lápiz. Descubre las tablas de multiplicar porque se da cuenta que el ordenador “siempre responde lo mismo”. Así termina creado una nueva ciencia la “Grafítica”. No tarda en tener la atención de los más altos mandos militares que descubre estupefactos como es posible hacer cálculos con un papel y que parece no haber límite para esos cálculos. Empieza con un simple “nueve por siete, sesenta y tres”, pero acaban con raíces cuadradas.

La idea de los militares estalla en ese momento: Podemos poner personas en las máquinas de guerra y evitar los costosos ordenadores. Así tendremos máquinas de guerra más baratas, incluso misiles guiados por personas que podrán esquivar las defensas anti-misiles.

Ante esa idea el humilde técnico se suicida, no queriendo formar parte de ese “Proyecto Números”.

Pero en el funeral, uno de los grandes programadores que estuvo presente en la presentación de la “Grafítica” tiene una revelación que os pongo literal:

Todos se pararon sobre la tumba del pequeño técnico mientras daban tributo a la grandeza de su descubrimiento.

El programador Shuman inclinó su cabeza como todos los demas, pero quedó inmóvil. Después de todo, el técnico había entregado su conocimiento y él ya no era necesario. Puede que él comenzase la grafítica, pero ahora que había empezado, podría desarrollarse sola, triunfante, hasta que los misiles pilotados fuesen posibles, además de quién sabe qué.

“nueve por siete”, pensó Shuman con profunda satisfacción, “es sesenta y tres y no necesito un ordenador para que me lo diga. La computadora está en mi cabeza.”

Y fue excitante la sensación de poder que esto le dio.

Mis comentarios

Bueno, con que leáis el cuento me doy por satisfecho. Creo que es muy chulo. Pero quiero apuntar a dos artículos en el blog que tienen conceptos muy relacionados con el contenido.

El primero es Programadores que pierden la base. Allí ya comentaba que cada vez más programadores pierden los conceptos básicos y se quedan en el alto nivel. ¿Hacia donde vamos? Cada vez los frameworks y herramientas serán más potentes. ¿Sabremos lo que pasa debajo?

El segundo es Solos ante el peligro. En este artículo trataba el tema de hacer o participar en actos ilegales con nuestro trabajo. Parte del meollo del artículo está en que podemos pensar que sólo hacemos una herramienta, pero realmente estamos participando y nuestra moralidad debe estar presente. Igual que el pequeño técnico se retira (suicidándose) del proyecto cuando ve el objetivo que se persigue, nosotros deberíamos retirarnos cuando no nos gusta lo que se hace.

 

Y un gran agradecimiento a Isaac (no a Asimov, sino al otro Isaac) por enseñarme este cuento.

Sobre el autor

Jose M. Huerta

Jose es Gestor de Proyectos y Gestor de Servicios en Mallorca. Es Ingeniero de Telecomunicaciones y obtuvo el Master of Advanced Studies durante su etapa como investigador. Pero no tardó en abandonar ese mundo y meterse de cabeza en el mundo de las Tecnologías de la Información. Está certificado como ITIL Expert. Tiene amplia experiencia en gestión de servicios, clásica e integrada con desarrollo, gestión de proyectos, usando metodologías clásicas y ágiles, gestión de programas y portfolios, gestión de grandes grupos de personas, localizadas y off-shore, sin dejar de perder de vista el lado técnico y freak del sector. Ha trabajado en varias empresas del sector con distintos roles en áreas tanto de gestión de servicios de soporte como de equipos de desarrollo. Actualmente trabaja en WebBeds, como responsable del equipo de operaciones TI.

Sin comentarios