Qué es la transformación digital

0

La transformación digital es un concepto que está de moda actualmente. No hay semana que no me lleguen uno o dos artículos sobre este tema en feedly, y es una realidad que veo a diario a mi alrededor. ¿Sabés que es la transformación digital? Voy a intentar explicarlo sin meterme en tecnicismos y de manera práctica, a mi estilo.

Las tres fases de la revolución digital

Las tecnologías de la información lo están revolucionando todo, y lo están haciendo a velocidades de vértigo. Existen momentos en la historia de la humanidad en la que una tecnología irrumpe para cambiar todo a su alrededor. Pasó con la máquina de vapor en el siglo XVIII. El uso masivo de este invento supuso la revolución industrial, que conjuntamente con las revoluciones americana y francesa marcan el inicio de la edad contemporánea. El ordenador, y todo el universo que lo rodea (lo que llamamos TI) está suponiendo un cambio todavía mayor. Así, ya se habla de la era de la información.

De la misma manera que la máquina de vapor revolucionó las empresas y la industria en su momento, las TI están revolucionando los negocios de ahora. Esta revolución suele seguir una misma ruta en las empresas:

Conversión de la información

La primera fase que sufren las empresas es la del paso de analógico a digital. Antes de los ordenadores, las empresas tenían información, principalmente en papel y en otros formatos analógicos (imágenes, grabaciones de audio o video). El primer paso ha sido convertir esta información en digital y procesarla por medios digitales. Así las empresas comienzan a controlar sus procesos con herramientas de TI, se empiezan a implantar ERP, CRM, y comienza el boom de aplicaciones.

Esta fase a la empresa le supone un ahorro de costes considerable y le abre posibilidades que antes eran prohibitivas por su coste. Cuanta más información gestionase esa empresa, más ventajas llegaron de la conversión. Así, no es de extrañar que sectores como la banca, los medios de comunicación o la sanidad obtuviesen los mayores réditos y más les afectase esta primera fase de la revolución.

Explotación de la información

La conversión, como su propio nombre indica, es simplemente cambiar un proceso analógico y manual por uno digital y automático. La explotación consiste en crear nuevas herramientas y nuevas opciones antes imposibles. Hablamos de crear departamentos nuevos o procesos nuevos en la empresa, para sacar más valor de la información que se maneja. Quizás el Big Data es el elemento más destacado de esta fase, pero podemos encontrar muchos otros que pueden aportar tanto o más valor, como por ejemplo: Internet de las Cosas, Blockchain, Industria 4.0, Machine Learning, etc.

En esta fase, la empresa realiza una gran inversión en TI, de forma que el valor entregado permita a esta empresa aumentar su valor.

Transformación digital

Estamos en un nuevo escenario, en una nueva realidad, y las empresas diseñadas en la era pre-información no tienen el ADN necesario para el nuevo entorno. Por lo tanto deben cambiar su ADN o perecer por selección natural. La transformación digital es el cambio de la propia empresa. No es automatizar más. No es implantar muchas tecnologías de última generación. Es revisar el modelo de negocio de acuerdo a la nueva realidad y adaptar la empresa.

Existen empresas nuevas que nacen todos los años que vienen con ADN adaptado a la nueva realidad. La transformación digital no se refiere a estas empresas, se refiere a las anteriores, y al cambio que realizan para ser competitivas.

Que significa realmente la transformación digital

La mejor manera de ilustrarlo es con ejemplos. Por ejemplo, FedEx. El modelo clásico de FedEx era simple: llevo paquetes de un sitio a otro. Pero como muchas otras empresas del sector se ha transformado y casi se puede decir que se trata de una empresa de TI. Cuando una empresa contrata FedEx no sólo contrata que le lleven un paquete, sino todo un servicio de TI que rodea el envío de ese paquete. Y los procesos de la empresas, no es que estén gobernados por sistemas de informacion, es que han sido diseñados por los sistemas de información. FedEx se define actualmente como una empresa centrada en la nube.

Un ejemplo más español podría ser el de Inditex. Inditex está pasando de fabricar en masa sus prendas de la temporada para luego venderlas en las tiendas, a fabricar lo que se está vendiendo pudiendo llegar a fabricar bajo demanda. Seguimos vendiendo ropa, pero el modelo cambia drásticamente. ¿Imaginas poder comprar on-line cualquier prenda y que te aseguren que siempre hay tallas y que te llegará en menos de una semana? Mucha gente ya no va a la tienda a comprar, directamente compra en masa en internet, se lo prueba en casa y devuelve lo que no le gusta. Es una reinvención de la empresa. Y esta reinvención es gracias a la transformación digital de la misma, y al uso de tecnologías punteras. Un ejemplo de estas tecnologías que permiten el cambio es el uso de RFID. Y seguramente veremos el poder pedir prendas “tuneadas” desde casa. “Quiero esa falda, pero con este estampado que te mando en un JPG”.

Resumiendo: No es conseguir aumentar el valor de la empresa o reducir los costes gracias a TI. Consiste en redefinir el modelo de negocio de la empresa.

Transformación a todos los niveles

La transformación digital no es sólo aumentar la inversión en TI. Implica muchísimo más. Implica que TI y negocio deben caminar juntos como nunca lo habían hecho. Es como el siguiente nivel a lo que nos enseña COBIT con su alineación de TI y negocio. No es sólo que TI intente alinearse con negocio para ofrecer el máximo valor; es que negocio, el mismísimo corazón de negocio, y TI sean una misma cosa.

Es agilizar la empresa. Si TI y corazón de negocio son lo mismo, la empresa tendrá que moverse al ritmo de TI. Y TI no está quieto como seguro sabés. El departamento de TI se redefine cada pocos años. Cambia su estructura, su forma de gestionar y sus tecnologías a un ritmo nunca visto en ninguna otra área de las empresas. Así, esta agilidad que TI ha demostrado, deberá propagarse a toda la empresa.

Es cambiar la cultura de la empresa. Los valores clásicos dejarán de tener validez, y la empresa deberá redefinirse. Cambia su modelo de negocio, con lo que seguramente cambiarán su misión, su visión, sus objetivos y sus valores. Y todo esto se trasladará a la propia estructura de la organización. El flujo de información, las redarquías, las estructurás ágiles podrán llegar a la empresa. ¿Estará su gente preparada para tal cambio?

Es formarse. TI será clave, por lo que toda la empresa deberá conocer TI. Los responsables de las áreas funcionales deberán ser expertos en TI, igual que hoy lo son en finanzas. Un MBA deberá incluir conocimientos profundos de TI. Y lo más divertido de todo esto es que estos conocimientos caducan a un ritmo nunca visto. Por lo que el reciclaje y la formación contínua serán más necesarios que nunca.

La otra acepción de transformación digital

Existe otro posible significado para “Transformación Digital” y es desde el punto de vista del departamento de TI.

La visión desde del departamento de TI consiste en transformar el departamento y su comunicación con la organización de forma que:

  • Se incorporan las metodologías ágiles
  • Se cambia la arquitectura clásica a una orientada a microservicios
  • Se pasa de releases periódicas a integración continua
  • Se integra a los interesados del negocio en el proceso de desarrollo
  • Etc.

Pero creo que está mucho menos extendida que el significado que he desarrollado. No obstante, si os hablan de transformación digital, tened en cuenta que es posible que lo digan en este otro sentido.

Sobre el autor

Jose M. Huerta

Jose es Gestor de Proyectos y Gestor de Servicios en Mallorca. Es Ingeniero de Telecomunicaciones y obtuvo el Master of Advanced Studies durante su etapa como investigador. Pero no tardó en abandonar ese mundo y meterse de cabeza en el mundo de las Tecnologías de la Información. Está certificado como ITIL Expert. Tiene amplia experiencia en gestión de servicios, clásica e integrada con desarrollo, gestión de proyectos, usando metodologías clásicas y ágiles, gestión de programas y portfolios, gestión de grandes grupos de personas, localizadas y off-shore, sin dejar de perder de vista el lado técnico y freak del sector. Ha trabajado en varias empresas del sector con distintos roles en áreas tanto de gestión de servicios de soporte como de equipos de desarrollo. Actualmente trabaja en Sunhotels, como responsable del equipo de operaciones TI.

Sin comentarios