¿Qué os espera programadores?

0

Los tiempos cambian. La edad contemporánea, aquella que empezó con la revolución francesa, ya ha terminado. Estamos en la edad de la información. Y el programador es pieza clave. ¿Cómo nos afecta esto?

Programadores, estáis de suerte. Hemos pasado de un paradigma en el que sólo las grandes empresas necesitan IT a que casi cualquier empresa no pueda sobrevivir sin nosotros. En muchas de estas grandes empresas, hemos pasado a ser parte de su core, de su modelo de negocio. Una empresa de transporte sigue vendiendo el concepto de “mover tus paquetes de un sitio a otro”, pero ahora te ofrece servicios de seguimiento, modificando el producto que te vende.

Y esto hace que nos metamos en todos los sectores. Desde sanidad hasta transporte, seguridad, alimentación o textil, no hay sector que no nos necesite. Y cada vez más. Nos estamos metiendo en todo.

Y esta escalada parece no tener fin. A mi alrededor no hago más que ver como los departamentos de las empresas de IT crecen. Y no crecen lentamente, crecen abrumadoramente rápido. Yo mismo he vivido el duplicar el tamaño de un área en un año. Cada vez hacen falta más. Pero la sociedad no produce programadores al ritmo que hace falta. En Mallorca, de donde soy, tenemos paro cero en programación. No importa de lo que programes, tienes trabajo seguro.

Y cada vez vamos cogiendo el protagonismo que nos merecemos. Poco a poco las empresas se dan cuenta de que IT es altamente dependiente de las personas que lo forman. Que un programador bueno que entienda el negocio vale su peso en oro, y que cuando decide irse, la empresa lo paga caro. Así los salarios también van al alza. Y es porque lo valemos.

La sociedad ha elevado a profesiones como la medicina o los controladores aéreos, como perfiles muy complejos y con alta responsabilidad. Ahora es nuestro turno. Nuestro ecosistema es cada vez más complejo, y la prueba es que un médico puede explicar a un profano lo que hace, y a nosotros muchas veces nos questa, y los muggles nos miran como si hablásemos Klingon. Y nuestro ecosistema es cada vez más crítico. Podemos derrumbar una empresa con una mala programación. Y también podemos conseguir el éxito de esa empresa con un equipo excelente.

Recuerdo el primer día al comenzar la carrera de ingeniero de telecomunicaciones en el que el rector de la universidad nos dio una charla que terminaba con un “Estoy ante los futuros líderes de la sociedad”. Se equivocaba. Los futuros líderes de la sociedad estaban en la facultad de informática.

Sobre el autor

Jose M. Huerta

Jose es Gestor de TI en Mallorca. Es Ingeniero de Telecomunicaciones y obtuvo el Master of Advanced Studies durante su etapa como investigador. Pero no tardó en abandonar ese mundo y meterse de cabeza en el mundo de las Tecnologías de la Información. Está certificado como ITIL Expert. Tiene amplia experiencia en gestión de servicios, clásica e integrada con desarrollo, gestión de desarrollo de software, usando metodologías clásicas, o desarrollo ágil, gestión de programas y portfolios, gestión de grandes grupos de personas, localizadas y off-shore, sin dejar de perder de vista el lado técnico y freak del sector. Ha trabajado en varias empresas del sector con distintos roles en áreas tanto de gestión de servicios de soporte como de equipos de desarrollo. Actualmente trabaja en WebBeds, como responsable del equipo de operaciones TI.

Sin comentarios