Teletrabajo con niños

1

Estos días nos toca vivir lo que ya se ha clasificado como una pandemia, el COVID-19. Uno de los efectos es el cierre de colegios, niños a casa y teletrabajo. Para gente que nunca ha trabajado desde casa, esto supone un reto enorme. Trabajar con un monstruíto dando vueltas puede ser desesperante y muchos se resignan a trabajar cuando vuelva la pareja a casa o cuando esté la criaturita (o criaturitas) durmiendo.

He visto muchos que se han lanzado a oferecer consejos para el teletrabajo. Pero no he visto muchos para el caso particular de tener niños corriendo por la casa. Yo es algo que lo he hecho muchas veces. Llevo tiempo teniendo la suerte de poder teletrabajar cuando lo necesito, y tener una de mis hijas mala, o el típico festivo que sólo aplica colegios no es algo raro para mí. Así que he creído que podría ser conveniente dar unos consejos.

Cada caso es un mundo

Parece obvio, pero creo que es necesario decirlo. Lo que yo te diré me ha servido a mí y espero que te pueda servir a ti. Pero es perfectamente posible que tu caso sea distinto y haya que encontrar otras salidas…

Aplícate lo básico de teletrabajo

Te recomiendo buscar por google y mirar un par de sítios con recomendaciones para teletrabajo en general. Hay un montón de ellos. Pero, sin entrar en detalle destaco varios:

  • Haz tus rutinas de día de trabajo: hora de levantarse, ducha, vestirse, etc.
  • Vístete como cuando vas a la oficina. No sé por qué, pero currar en pijama o chándal te da un no se qué en la cabeza que hace que te cueste concentrarte.
  • Ten un sitio para trabajar. Un estudio, un dormitorio, o lo que sea. Pero que mientras estés trabajando, sea un sitio exclusivamente para trabajar. Ni se te ocurra coger portatil e irte al salón mientras los niños juegan.

Explicar las cosas

A la mínima que tenga edad para entender tus frases (unos 4 años diría yo), hay que explicarles que ahora vas a trabajar desde casa. Que tiene que portarse bien, y que no tiene que molestar.

Que no vas a poder estar jugando con él, y que tiene que jugar con esto o aquello. Que no está solo, que estás en casa, pero que tienes que hacer tu trabajo.

Ya te digo que en ese momento lo entenderá, pero que es probable que a los 5 minutos lo haya olvidado y venga a molestar. A repetir la explicación toca. Y terminan aprendiéndolo.

Dos es menos que uno

Por norma general dos niños dan menos guerra que uno sólo. Yo cuando me he quedado sólo con mi hija pequeña por ser un festivo o similar, siempre he intentado hacer algún trato con otros padres para que un rato me quede yo a la suya, y otro le entrego yo a la mía.

Incluso en el caso de quedárme a la amiguita todo el día, lo prefiero. Con una amiga, el temible «me aburro» se suele anular casi siempre. Muchas veces digo que tener a dos niñas en casa es como no tener ninguna.

Tres es pelea garantizada

Igual que te digo que dos es bueno, tres suele acabar en desastre. Es muy fácil que dos jueguen a algo, y que el tercero en discordia se quede solo, se aburra o que empiecen a pelearse.

Puedes tener suerte y que los tres lo pasen pipa, pero es muy fácil que acaben en pelea.

Dos papis cubre mucho más del doble

Si tienes la suerte de que tú y tu pareja podáis teletrabajar, la cosa se vuelve muchísimo más fácil. La regla de oro, es dividirse el tiempo «interrumpible». Es decir, si la niña genera una interrupción, sólo uno de los padres la atiende. El otro sigue a lo suyo con su trabajo.

Y, aunque no lo he practicado nunca, creo que sería una excelente opción que dos papis juntasen a sus hijos en la misma casa, y trabajasen desde ella. Como un coworking casero.

Recoger cuesta menos que mantener ordenado

Recoger, por muy desastre que dejen los críos las cosas, no suele durar más de 15, 20 minutos. Y eso en casos extremos. Pero tener a niños entretenidos, sacando de todo, durante unas horas, bien vale tener que invertir luego esos 15 o 20 minutos.

Así que no te marees con que desordenan. Elige que guerras luchar. Si consigues que estén entretenidos y ordenado, olé por ti. Pero si no, no te amargues. Ya se ordenará luego.

Y esto lo combinamos con darles cosas con las que entretenerse. Unos rotuladores, una caja de carton, hojas y celo, y pueden estar horas haciendo cosas.

No te avergüences, todos lo entenderán

Otra cosa que debes tener clara es que la gente entiende que haya críos por la casa cuando teletrabajas. Y más en estos días. Que estés en una llamada y haya críos gritando por detrás no debería preocuparte, a menos que no os dejen oír la llamada.

He tenido muchas reuniones a distancia en las que de vez de cuando hay chillidos de críos, o uno de la reunión diciendo a su hijo, «cariño ahora no puedo. Ve un ratito a la tele y enseguida te doy una fruta». Es lo más normal del mundo. Y cuando ha pasado nunca he visto a nadie quejarse. Sí que he visto que haya un poco de cachondeo con ello, unas risas, pero nunca quejas.

Así que no le des más importancia de la que tiene. Tener una reunión y que entre el niño gritando, nos pasa a todos los padres.

Mantén la calma

Si de repente se pelean, o si monta un escándalo por el motivo más absurdo, hay que intentar mantener la calma. Yo he perdido los papeles muchas veces, pero sólo convertimos el problema en más grave.

La tele y la tablet, el último comodín

Tanto ponerles una peli, la cadena de dibujos de turno o soltarles la tablet son elementos que van a hipnotizar a tus hijos y dejarlos drogados. Así no molestarán. Yo te recomiendo no usarlo al principio. Intentar otras actividades para ellos, otros juguetes u otras tareas.

Pasar de la tele a jugar con lego es muchísimo más difícil que comenzar el día con lego y luego pasar a la tele.

Crea actividades

Por la noche, o a primera hora de la mañana, puedes planificar actividades, que hagan ellos solos. Aquí dependerá mucho de la edad y personalidad. Pero deberían ser cosas que tarden tiempo (que es de lo que se trata) y diferentes de todo lo que han hecho hasta el momento. Cosas que rompan con las reglas establecidas. Unos ejemplos:

  • Un rollo de cinta aislante, unas tijeras y que hagan un dibujo en el suelo.
  • Dos bloques de foundant y que hagan figuras como plastelina (pero que luego se pueden comer)
  • Harina, aceite, agua y hacéis una masa. Eso te llevará 10 minutos. A partir de ahí, que hagan figuras con la masa. La mesa de la cocina te quedará hecha unos zorros, pero «Cuesta menos recoger».
  • Cartulina, tijeras y pegamento de barra…. ¿Qué más se puede pedir?
  • Le sacas dos mantas y le enseñas a hacer una «cabaña» en el salón usando un par de sillas y las mantas. Le dices que tiene permiso para coger cosas de la casa para montarse su cabaña (cubiertos, ropa de su cuarto, juguetes, etc.)
  • Grabar un video de youtube. Luego no lo subes o lo subes en privado, pero a la que le enseñes a grabarlo, se pondrá como una moto. Y como no sabe editar, y debe quedar perfecto, repetirá cada toma doscientas veces. Mi hija puede tirarse horas haciendo «videos» para youtube (que nunca han subido).
  • Y muchas más cosas… Imaginación al poder

Conclusiones

El resumen es, no te agobies, se puede y todo va de conseguir que se entregan. Te molestarán de tanto en tanto, y no pasa nada. Es posible que en vez de trabajar 8 horas, tengas que trabajar 9 o 10, para recuperar las interrupciones. Pero eso es un mal menor. Suerte.

Y si tienes algún consejo más, no dudes en comentarlo!

Sobre el autor

Jose M. Huerta

Jose es Gestor de IT en Mallorca. Es Ingeniero de Telecomunicaciones y obtuvo el Master of Advanced Studies durante su etapa como investigador. Pero no tardó en abandonar ese mundo y meterse de cabeza en el mundo de las Tecnologías de la Información. Está certificado como ITIL Expert. Tiene amplia experiencia en gestión de servicios, clásica e integrada con desarrollo, gestión de desarrollo de software, usando metodologías clásicas, o desarrollo ágil, gestión de programas y portfolios, gestión de grandes grupos de personas, localizadas y off-shore, sin dejar de perder de vista el lado técnico y freak del sector. Ha trabajado en varias empresas del sector con distintos roles en áreas tanto de gestión de servicios de soporte como de equipos de desarrollo. Actualmente trabaja en WebBeds, como responsable de desarrollo en Palma y Londres.

1 comment

  1. Gonzalo 12 marzo, 2020 at 16:19 Responder

    Jose que gusto leerte!!! totalmente de acuerdo…
    Aca en Argentina aun no cierran nada pero seguro se viene, asi q me los anoto 😀

Post a new comment