Certificaciones Agile: ¿Me interesa? ¿Cuál escojo? ¿Qué valen?

0

Desde que la moda “Agile” entro en nuestras vidas, múltiples organizaciones y empresas vieron un nuevo nicho para crear certificaciones. Tener una certificación de renombre en el portfolio asegura un alto nivel de ingresos, ya que múltiples personas querrán tenerla. Así que empezó la guerra. ¿Estás pensando en certificarte? ¿No sabes por donde empezar? Pues creo que te interesará este artículo.

¿Merece la pena certificarse?

Depende. Todas las certificaciones tienen dos valores:

  • Demostrar que tienes un nivel de conocimientos, habilidades y/o experiencia.
  • Diferenciarte del resto en procesos de selección.

Sinceramente creo que los conocimientos que de verdad valen la pena en una organización que apueste de verdad por el desarrollo ágil no se demuestran con ninguna de estas certificaciones. Para mí vale mucho más los años de experiencia asumiendo determinado rol en equipos gestionados de forma ágil, que tal cursillo o tal medallita.

Pero a la hora de diferenciarte creo que sí puede valer la pena. La realidad es que muchos gestores no tienen ni papa de lo que significan estas certificaciones y en un currículum pueden “molar”. Así que realmente sí que puede diferenciarte de otro en un proceso de selección. A menos que el reclutador me haga caso, e ignore completamente estas certificaciones.

Esto que he dicho es la norma para la mayoría de estas certificaciones. Hay alguna excepción que ya os indicaré más adelante.

Las grandes certificadoras en proyectos

El primer grupo es el de la gestión de proyectos. En este entorno se enfoca el rol de Project Manager, de forma que gestione el proyecto en iteraciones de forma ágil. Hablamos de gestión de proyectos ágiles y no de desarrollo ágil de software, que creo que es algo completamente diferente.

En el mundo de la gestión de proyectos hay tres grandes entidades con certificaciones sobre proyectos: PMI, APGM y AXELOS. Son los creadores de PMBOK, Prince 2, ITIL, COBIT 5 o ISACA, entre muchos otros.

Estas entidades llevan en su ADN sacar certificaciones de todo lo que pillan. Así no tardaron en crear tres grandes opciones:

PMI-ACP

La certificación que ofrece PMI es “Agile Certified Practitioner”. Debido al tirón que tiene el PMP (Project Management Profesional) que es indiscutiblemente el líder en certificaciones de gestión de proyectos, esta certificación tiene una alta acogida.

No tiene manuales ni cursos oficiales, y en su lugar te referencian una biblioteca que contiene los libros más famosos sobre desarrollo ágil. Desde mi punto de vista es una chapuza por querer sacar una certificación lo antes posible, pero por lo que oigo, les ha salido bien la jugada.

Hacer el examen exige ser miembro de PMI, lo cual hay que mantener de por vida. No sabe nada esta gente de negocios! Y también el desembolso de unos 400-500€.

La gracia de esta certificación es que no sólo certifica conocimiento, sino que también exige que tengas experiencia (unas 2000-3000 horas de experiencia) y que la puedas demostrar.

AgilePM

Es la certificación creada por APMG. Estos han decidido crear dos niveles: Foundation y Practitioner. Y por supuesto no puedes presentarte al Practitioner sin tener el foundation (pasta, pasta).

Esta certificación es todavía menos seria que la anterior. No te exigen experiencia y los cursos de preparación para los exámenes no suelen tener más de dos días. ¿Qué narices certifican? ¿Qué has pasado un curso de dos días? Me da la risa.

Los exámenes van de los 200 a los 500 € dependiendo del sitio y el nivel al que te presentes. Con cursos, cada nivel ronda los 1000 € (sí, por dos días de clase y un examen).

Pero la realidad es que por poco más de 200 € puedes presentarte sacar el nivel Foundation y colgarte la medalla de “Certificado AgilePM”. Aquí pasa lo mismo que en las certificaciones ITIL. Los que te valoren esta medallita en tu CV no sabrán diferenciar entre Foundation o Practitioner. Así que con el fundation ya tienes la medalla que buscabas.

Aunque sinceramente estar certificado en “Agile Project Manager” pueda sonar tan raro como “Navegación en Camión”. Y si el reclutador tiene idea puede verte como “peligroso”.

Prince 2 Agile

Prince 2 siempre ha sido el hermano menor de PMP. Mucho más fácil de sacar y sin necesidad de mantener. Y lo mismo se mantiene aquí. El modelo es muy similar al de AgilePM, pero sólo con el nivel Practitioner. 3 días de curso y examen, unos 1.500 €. Sinceramente lo veo más caro y con menos nombre que AgilePM.

Certificaciones Scrum

El otro gran grupo de certificaciones son las relacionadas con Scrum. Aquí hay dos grandes entidades certificadoras: Scrum Alliance y Scrum.org. Ambas organizaciones tienen un portfolio de certificaciones extenso sobre los distintos roles (Scrum Master, Product Owner, Trainer, …).

En general indicar que ambas certificaciones son muy talibanes considerando Scrum como una metodología muy cerrada y que no admite ninguna modificación.

Scrum Alliance

De las dos es quizás la de más renombre y que más ha llegado a calar en empresas. Pero también es bastante más cara y muchos niveles requiere mantenimiento y suscripción a la comunidad (con su pago anual) Scrum Alliance.

Este es un ejemplo del portfolio que tienen:

  • Certified ScrumMaster® (CSM)
  • Advanced Certified ScrumMaster®(A-CSM®)
  • Certified Scrum Product Owner® (CSPO)
  • Advanced Certified Scrum Product Owner® (A-CSPO®)
  • Certified Scrum Developer® (CSD)
  • Certified Scrum Professional® (CSP)
  • Certified Team Coach (CTC)
  • Certified Enterprise Coach (CEC)
  • Certified Scrum Trainer® (CST)
  • Certified Agile Leadership (CAL)

Como puedes ver, te puedes dejar la vida (y la pasta) certificándote en todo. Quizás las dos certificaciones más famosas son la CSM y la CSPO. Hablamos que certificaciones que requieren 2 o 3 días de curso y que con el examen cuestan sobre los 1.000 €.

Scrum.org

Mucho más barata que la anterior y sin necesidad de mantener la certificación. Esto es: paso por caja. apruebo mi examen y recojo mi medalla. Los nombres de las certificaciones son casi los mismos que los de Scrum Alliance con dos cambios: Cambiamos la “C” inicial por “P”; y en vez de advanced tenemos niveles I, II y III (no todos los títulos tienen los tres niveles).

Este es el portfolio que tenían cuando escribía estas líneas:

  • Professional Scrum Master (PSM) (3 niveles)
  • Professional Scrum Product Owner (PSPO) (2 niveles)
  • Professional Scrum Developer (PSD)
  • Scaled Professional Scrum (SPS)
  • Professional Scrum with Kanban (PSK)
  • Professional Agile Leadership (PAL)

Dan sus cursos pero no obligan a pasar por ellos para hacer el examen. Aquí aplica lo mismo que en otros, un PSM I ya puede contar en tu CV como “Scrum Master Certificado”.

Los exámenes se hacen on-line y sólo comprándolos en Scrum.org, lo cual creo que es una comodidad.

Los costes van desde los 150$ de los más básicos hasta los 500$ los más avanzados. Por ejemplo PSM I es 150$, PSM II 250$ y PSM III cuesta 500$.

Sinceramente creo que si sólo buscas la “medallita” esta certificación es la tuya. Primero por el bajo coste que tiene (150$ el Scrum Master básico y 200$ el product owner básico). Y segundo porque Scrum está de moda.

Otros frameworks

No sólo de Scrum vive la comunidad “Agile”, y esto también se refleja en la certificaciones. Hay muchos otros frameworks que han salido a la sombra de la moda ágil. Mi recomendación es sólo ir a por estas certificaciones si el puesto de trabajo que buscas lo requiere. Si no, no te recomendaría pasarlas.

Destacaría, por el tirón que tiene la de SAFe Agilist (SA). Es la certificación estrella de SAFe y cuesta unos 1.000$. Pero repito sólo la recomiendo si vas a una organización con SAFe que te exija esa certificación.

Conclusiones

Una certificación al final es una medalla que esperas que se reconozca. Muy caras y de poco reconocimiento me parecen muchas de estas medallas, pero es verdad que pueden suponer la diferencia para ese puesto de Scrum Master al que aspiras. Si ese es tu caso, te recomiendo lo sencillo y lo barato, las de Scrum.org. El resto, me parecen inventos raros o demasiado caros.

Sobre el autor

Jose M. Huerta

Jose es Gestor de Proyectos y Gestor de Servicios en Mallorca. Es Ingeniero de Telecomunicaciones y obtuvo el Master of Advanced Studies durante su etapa como investigador. Pero no tardó en abandonar ese mundo y meterse de cabeza en el mundo de las Tecnologías de la Información. Está certificado como ITIL Expert. Tiene amplia experiencia en gestión de servicios, clásica e integrada con desarrollo, gestión de proyectos, usando metodologías clásicas y ágiles, gestión de programas y portfolios, gestión de grandes grupos de personas, localizadas y off-shore, sin dejar de perder de vista el lado técnico y freak del sector. Ha trabajado en varias empresas del sector con distintos roles en áreas tanto de gestión de servicios de soporte como de equipos de desarrollo. Actualmente trabaja en WebBeds, como responsable del equipo de operaciones TI.

Sin comentarios