DevOps o super-programadores

1

Cada vez es más común ver gente que se autoidentifica como DevOps, o empresas que publican un puesto de trabajo de DevOps. Hace unos años, esto no existía, pero ahora los vemos hasta en la sopa. ¿Qué es un DevOps? Spoiler Alert: Ni idea.

Primero de todo, DevOps, como combinación de las palabras “Development” y “Operations”, es decir Desarrollo y Operaciones, define una filosofía de trabajo en el que ambas ramas de trabajan conjuntamente en equipos multidisciplinares. Es decir, no es que una persona sea DevOps, sino que un equipo, o mejor dicho, una organización lo es. Hablamos de una filosofía de trabajo, una manera de organizar los equipos.

Un equipo de DevOps se encarga de la programación, de la configuración de los sistemas, de la monitorización, de llevarlo a producción y de mantener ese sistema en marcha. Se encarga de todo, tanto del desarrollo como de la operación de ese producto. No es que una persona se encargue de todo, sino que en el equipo puede cubrir todo el conocimiento necesario.

Entonces, ¿carece de sentido llamar a una persona, un “DevOps”? Exacto, no tiene ningún sentido. Mi opinión es que se han creado estos puestos por dos motivos:

  • Porque las sinergias entre operaciones y desarrollo están siendo tan grandes y las fronteras tan difusas, que se ha creado la necesidad de tener como mínimo a alguien que se mueva en esa “tierra de nadie”.
  • Porque decir que hay DevOps en tu organización, mola. Sí, esta de moda tener DevOps.

Resumiendo, quiero poder decir que mi organización aplica DevOps, pero no me atrevo a tener equipos que tocan desde el desarrollo hasta producción. Solución fácil: Digo que tengo un equipo de DevOps, aunque realmente son personas especializadas en un punto intermedio entre operaciones y desarrollo.

¿Pero, qué hacen estos DevOps? Hacen de todo. Lo mismo te programan en front y tocan un CSS, que hacen un dump de la memoria de un servidor y descubren que hay que aplicar un parche al sistema operativo. Son personas que cubren un espectro muy, muy amplio de conocimiento. Son personas que entienden de plazos de entrega, pero también entienden de servicio. Son personas que conocen la importancia de entregar valor a negocio con un cambio, y la importancia de mantener estables los sistemas.

Mi experiencia con estas personas, en términos generales, es que son técnicamente superiores a los demás. Ya van dos empresas en las que he visto este perfil y en las dos pasaba lo mismo. De alguna manera aquellos programadores que destacan están terminando en ese perfil que se encarga de todo. Un programador normal se limita a las herramientas que necesita. El programador sobresaliente, el artista, aprende de eso y de aquello, aunque no le afecte directamente en su trabajo. Así que no es de extrañar que cuando buscamos a un polivalente nos fijemos en esas personas. Por lo tanto, esas personas suelen ser los cracks.

Normalmente los DevOps, no son programadores normales, son super-programadores.

Sobre el autor

Jose M. Huerta

Jose es Gestor de Proyectos y Gestor de Servicios en Mallorca. Es Ingeniero de Telecomunicaciones y obtuvo el Master of Advanced Studies durante su etapa como investigador. Pero no tardó en abandonar ese mundo y meterse de cabeza en el mundo de las Tecnologías de la Información. Está certificado como ITIL Expert. Tiene amplia experiencia en gestión de servicios, clásica e integrada con desarrollo, gestión de proyectos, usando metodologías clásicas y ágiles, gestión de programas y portfolios, gestión de grandes grupos de personas, localizadas y off-shore, sin dejar de perder de vista el lado técnico y freak del sector. Ha trabajado en varias empresas del sector con distintos roles en áreas tanto de gestión de servicios de soporte como de equipos de desarrollo. Actualmente trabaja en WebBeds, como responsable del equipo de operaciones TI.

1 comment

Post a new comment