El decálogo del jefe

0

Hace 30 años, e incluso antes, era común ver colgado de las paredes de los despachos “el decálogo del jefe”. Diez normas, en tono de humor, para que todos conozcan que están en el despacho del jefe. El decálogo, aunque hay distintas versiones, rezaba así:

  1. El jefe tiene razón
  2. El jefe siempre tiene razón
  3. Incluso si el jefe no tiene razón, se aplican los artículo 1 y 2.
  4. El jefe no duerme, medita.
  5. El jefe no come, se nutre.
  6. El jefe no bebe, degusta.
  7. El jefe no llega tarde, se ha visto demorado.
  8. El jefe no lee el periódico en la oficina, se informa.
  9. El jefe no se toma libertades con su secretaria, la educa.
  10. Los empleados que entran en la oficina con ideas propias, salen con las del jefe.

Todo un conjunto de “buenas prácticas” para los jefes.

Ser “jefe” no está de moda

La palabra jefe implica todo lo que pone este decálogo. Por ello no me gusta ser “jefe de proyecto” o “jefe de servicio”. Me gusta más “gestor”, “líder” o “coordinador”.

Ya sé que por el hecho de ser jefe no tienes que aplicar lo anterior, pero es la connotación de la palabra lo que me preocupa. Me gusta más verlo como que tengo una responsabilidad diferente en el equipo, más que como “jefe”.

El jefe tiene razón

Un buen “jefe” se equivoca en sus razonamientos. Pero lo mejor de todo, reconoce públicamente con su equipo sus errores. No se trata de desprestigiarnos día y noche. Pero sí hacer honor a las evidencias.

Tapar nuestros errores sólo conseguirá que, además de que sepan que hemos cometido un error (porque no son tontos) hagamos el ridículo intentándolo tapar.

Ser jefe tiene ventajas

Un jefe debe predicar con el ejemplo. Si exiges a tu equipo disponibilidad para quedarse alguna tarde trabajando, debes ser el primero en dar el callo. Si les exiges que no tarden una hora en la merienda, debes ser el primero en tardar menos.

Eso de que el jefe “no come, se alimenta”, “no bebe, degusta” es de risa. Lo que hagas tú, es lo que puedes exigir a tu equipo, no menos.

Educar a la secretaria

A lo mejor hace 30 años esto era gracioso. Hoy en día ha perdido toda la gracia.

Las ideas son del jefe

Y por último, la última regla que me parece la mejor de todas. Implica dos cosas:

  • Primero, que si un empleado tiene una buena idea, el jefe la hace suya.
  • Que la decisión final la toma el jefe sin contar con los demás.

Vamos por partes. En la primera afirmación tenemos una de las grandes malas prácticas de algunos “jefes”. Apropiarse de las ideas o iniciativas de miembros de su equipo. Si lo haces conseguirás dos cosas: desmotivar al empleado por no reconocer su trabajo y ponerte en evidencia a todos los niveles. Las cosas al final se saben y la gente reconocerá en tí a un trepa.

En la segunda afirmación hay casi todavía más peligro. La decisión debe basarse en la opinión y el criterio de los expertos. El jefe no es el que más sabe de todo en el equipo. Para eso tiene un equipo. Así que hay que saber delegar la toma de decisiones. Si en mi equipo tengo un admin de linux y me dice que habría que instalar un parche de seguridad lo antes posible, tendré que delegar en él la decisión de hacer ese cambio, porque mis conocimientos de linux son cortitos. Además eso motiva mucho al equipo. Aplicar tu criterio sin tener en cuenta a tu equipo sólo porque eres el “jefe” es una mala idea.

Sobre el autor

Jose M. Huerta

Jose es Gestor de Proyectos y Gestor de Servicios en Mallorca. Es Ingeniero de Telecomunicaciones y obtuvo el Master of Advanced Studies durante su etapa como investigador. Pero no tardó en abandonar ese mundo y meterse de cabeza en el mundo de las Tecnologías de la Información.
Está certificado como ITIL Expert. Tiene amplia experiencia en gestión de servicios, clásica e integrada con desarrollo, gestión de proyectos, usando metodologías clásicas y ágiles, gestión de programas y portfolios, gestión de grandes grupos de personas, localizadas y off-shore, sin dejar de perder de vista el lado técnico y freak del sector.
Ha trabajado en varias empresas del sector con distintos roles en áreas tanto de gestión de servicios de soporte como de equipos de desarrollo.
Actualmente trabaja en Sunhotels, como responsable del equipo de operaciones TI.

Sin comentarios