Si comes zanahorias, cagarás zanahorias

1

Así que si quieres cagar cebollas, ¿Qué tienes que hacer? Esta es una cita del gran Emilio Duró que dijo en la charla que le hizo famoso. Pero que encierra una gran verdad: Si no te gusta tu realidad de ahora, busca el cambio.

Esto parece muy obvio, pero la realidad es que mucha gente no lo entiende. No nos gusta como van las cosas. Creemos que todo es una mierda. Pero no hacemos nada por cambiarlo, aparte de quejarnos y echar la culpa al entorno, a los jefes o a quién sea.

Si no nos gusta el plato, tendremos que cambiar la receta. Debemos perder el miedo a cambiar las cosas. No hay nada malo en cambiar las cosas. Lo mejor de cambiar, es que nada te impide volver a cambiar. Si no te gusta el resultado, puedes volver a cambiar. Siempre estás a tiempo de volver al estado anterior. Pero también es una oportunidad para mejorar.

De un cambio siempre hay algo bueno, incluso cuando el cambio es horrible. Por muy malo que sea el cambio, siempre habrá algo bueno en la lección que aprenderemos. No digo que apliquemos cambios que sabemos que van a ser malos, pero no dejemos de cambiar por el miedo a que salga mal. Si sale mal, siempre se puede volver a cambiar, hasta que nos salga bien.

¿Las releases son un suplicio? Cambia. Prueba a automatizarlas. Si no van bien y fallan, pues cambias la automatización, o vuelves a lo manual, aprendiendo que para este caso, automatizando así, no se gana. ¿Los sprints de 2 semanas no nos da tiempo nunca a acabarlos? Prueba a hacerlos de 3.

Pero por supuesto, esto no solo va de que tú hagas cambios. También debes animar a tu equipo a hacerlos. Debes eliminar la cultura del miedo, y promover la cultura del cambio. Si cada vez que alguien toma una decisión, le cortamos la cabeza, nadie querrá cambiar nada. “Virgencita, virgencita, que me quede como estoy”. Si cada vez que alguien falla, le aplaudimos por haberlo intentado, la gente se animará a intentar cosas nuevas.

¿Esa web que no convierte? Probemos un cambio de esa pequeña parte. Si luego convierte menos, siempre podemos volver a lo anterior. ¿Qué importa unos días convirtiendo menos si la posible recompensa es un año convirtiendo más?

Y esto aplica a todos los ámbitos de tu trabajo y de tu vida. Si no te gusta tu puesto, pide el cambio. Si no te gusta tu equipo, pide el cambio. Fuerza el cambio. No dejes que otros te digan lo que tienes que hacer. No te acomodes y sé el dueño de tu destino. Por suerte nuestro sector (al menos en España) no tiene problemas de empleo. Así que si no te gusta donde estás, pierde el miedo y cambia. Es cierto que ese cambio tiene difícil marcha atrás. Pero tiene fácil la opción de cambiar otra vez.

¿Estás cansado de programar? Prueba la emoción de los sistemas de producción, y conviértete en DevOps. Intenta meterte en roles diferentes, como Scrum Master o buscando temas de gestión. Si no te gusta, al año siguiente puedes volver a intentar cambiar.

Si comes zanahorias, cagarás zanahorias. Si quieres cagar cebollas, no lo conseguirás si sigues comiendo zanahorias. Cambia. Prueba a comer otra cosa. Las cosas no cambian solas. Las cosas no te las cambian otros. Tú eres el dueño (o la dueña) de tu destino. Tú eres quien debes cambiar, si quieres un cambio.

Sobre el autor

Jose M. Huerta

Jose es Gestor de TI en Mallorca. Es Ingeniero de Telecomunicaciones y obtuvo el Master of Advanced Studies durante su etapa como investigador. Pero no tardó en abandonar ese mundo y meterse de cabeza en el mundo de las Tecnologías de la Información. Está certificado como ITIL Expert. Tiene amplia experiencia en gestión de servicios, clásica e integrada con desarrollo, gestión de desarrollo de software, usando metodologías clásicas, o desarrollo ágil, gestión de programas y portfolios, gestión de grandes grupos de personas, localizadas y off-shore, sin dejar de perder de vista el lado técnico y freak del sector. Ha trabajado en varias empresas del sector con distintos roles en áreas tanto de gestión de servicios de soporte como de equipos de desarrollo. Actualmente trabaja en WebBeds, como responsable del equipo de operaciones TI.

1 comment

  1. JUL 16 abril, 2019 at 16:27 Responder

    El problema son esos cambios que no tienen marcha atrás y que tampoco es que estés mal, por lo que no sabes si arriesgarte a cambiar porque el cambio tiene demasiada incertidumbre.

Post a new comment